Definición de Triángulo Pikler

El Triángulo Pikler es un elemento de juego que sigue los principios del Método Pikler, corriente pedagógica centrada en la estimulación del libre movimiento de los niños. Gracias a su versatilidad y las múltiples posibilidades que ofrece, es el elemento estrella del Método Pikler, aunque también se suele combinar con otros elementos como el Cubo Pikler.

La crianza tradicional está siendo desplazado por los sistemas de educación alternativos, que gozan de amplio reconocimiento a nivel mundial. Uno de los más importantes es el Método Pikler, que se basa en dar al bebé la posibilidad de moverse libremente y explorar el espacio que lo rodea desde sus primeros meses, a fin de desarrollar todas sus habilidades. Cuando la pediatra Emmi Pikler desarrollaba su famosa teoría de libre movimiento, ideó una serie de piezas de mobiliario para estimular el aprendizaje de los más pequeños. Entre ellas, destaca el Triángulo Pikler, un elemento de apariencia sencilla pero de enorme utilidad, que supone para los niños un mundo de aventuras capaz de desarrollar su motricidad y poner a volar su imaginación. 

¿Para qué sirve el Triángulo Pikler?

Podríamos definir al Triángulo de Pikler como un mini parque infantil que pueden utilizar los niños desde los 6 meses hasta los 5 años, aproximadamente. A diferencia de los columpios tradicionales, están diseñados para que los pequeños jueguen por su cuenta, de forma independiente y sin la intervención directa de los padres, a fin de que puedan explorar sus propios límites.

En el siguiente vídeo se muestra la multitud de posibilidades de aprendizaje con el modelo de Triángulo Pikler Mopitri de la marca Ette Tete, especializada en el diseño de muebles para niños especializada desarrollados para favorecer el movimiento, la resolución de problemas y el compromiso con el mundo

Mejores Modelos de Triángulo Pikler

No existe un único formato del Triángulo Pikler. Diversas compañías desarrollan sus propios modelos de madera con características específicas, mientras que algunos padres se animan a ensamblar el suyo en casa. En promedio, las medidas suelen ser de 80 cm de largo, 80 cm de ancho y 70 cm de alto, con pequeñas variaciones.

Una de las tendencias más recientes es incluir una o más rampas adicionales junto Triángulo Pikler, ya que aumentan las posibilidades de juego y estimulan aún más la imaginación del bebé. Otros modelos tienen la capacidad de plegarse cuando no están en uso, lo que te permitirá ahorrar espacio.

Para ahorrarte un poco el trabajo de elegir entre toda la gama de Triángulos Pikler disponibles en el mercado, hemos seleccionado algunos ejemplares que puedes adquirir en línea, a fin de que puedas comparar sus características y precios.

A continuación presentamos los mejores modelos de Triángulo Pikler :

Triángulo Pikler Mopitri ETTE TETE

La tienda ETTE TETE, con sede en Letonia y especialista en mobiliario infantil, ofrece el Triángulo Pikler modificable Mopitri, que destaca por su capacidad de cambiar de forma para estimular la imaginación de los niños. Su estructura se puede plegar, expandir e incluso formar dos triángulos pequeños.

El Triángulo Pikler Mopitri es ideal para bebés desde 12 meses en adelante y cuenta con capacidad para 50 kg de peso. Está fabricado en madera lijada, tratada y barnizada a mano. Se envía desmontado con instrucciones para el armado. Está disponible por 279 EUR y se puede adquirir por separado una rampa deslizable.

Triángulo Pikler con rampa LITTLE KIRI

La marca Little Kiri ofrece una Triángulo Pikler con rampa robusto y con dimensiones 80x60cm.  El mobiliario de Pikler es un recurso ideal para fomentar la psicomotricidad gruesa y basado en pedagogía Emmi Pikler. Ayuda a la estimulación psicomotriz, y la imaginación. Además, se incluyen dos soportes para anclar la rampa y evitar que pueda desplazarse. Todas las piezas se entregan barnizadas.

El Triángulo Pikler con rampa es de diseño exclusivo de Little Kiri. Tamaño de la rampa: 120x40cm El triángulo es ideal a partir de 10 – 12 meses. Su uso, debe estar siempre supervisado por un adulto. No es apto para adultos y soporta un peso máximo de 25kg. Precio 170€.

Triángulo Pikler MAMOI

Si deseas una opción simple y práctica, el Triángulo de Escalada de la marca para niños MAMOI puede ser una alternativa interesante. Está elaborado con componentes 100% ecológicos a base de pino natural contrachapado. Su acabado es de color claro, por lo que combina casi con cualquier decoración.

Se trata de un modelo pequeño de 62 cm de alto por 70 cm de largo y 61 cm de ancho. Puede utilizarse en exteriores, pero se recomienda almacenarlo en un lugar seco. Está diseñado para niños de 36 meses en adelante.

El Triángulo Pikler de MAMOI tiene un costo de 129.90 EUR. En su versión con tobogán de tela el precio es de 169.90 EUR, mientras que con tobogán de madera es de 179.90 EUR.

Triángulo Pikler HOMEFORDREAMS

La tienda HomeForDreams posee una buena variedad de Triángulos Pikler, con diferentes características y fabricados con madera de álamo para asegurar su durabilidad. Hemos escogido un modelo muy práctico de 130 EUR, con barras de colores pintadas con cera ecológica para la seguridad del bebé. Es recomendable para niños desde 6 meses hasta 5 años.

Gracias a su superficie encerada, el Triángulo Pikler de HomeForDreams presenta un brillo especial y ofrece un agradable aroma a miel. Destaca por su resistencia superior al promedio, ya que soporta hasta 70 kilos de peso. Está disponible en modelo simple, con una rampa o con dos rampas, desde 130 EUR.

Triángulo Pikler LUDIMAT

La marca española LUDIMAT, especializada en materiales lúdicos, didácticos y de pedagogía activa, fabrica uno de los Triángulos Pikler más económicos del mercado, sin que ello signifique una pérdida de calidad. Posee dimensiones compactas (80 cm x 80 cm x 70 cm) y se puede plegar y desplegar con facilidad.

Los dos lados de la escalera incluyen barras de madera redondas, fijadas con tornillos también redondeados. Resulta ideal para que el bebé comience trabajar su psicomotricidad autónoma, con la vigilancia de sus padres. Encuentra este Triángulo Pikler desde 105 EUR.

¿Cual es la edad recomendada para empezar a jugar con el triángulo pikler?

La edad recomendada para el triángulo Pikler es a partir del primer año de tu bebé. Si bien, la familiarización del niño con el juego se realizará de forma progresiva y en función del ritmo de desarrollo psicomotor del pequeño- En cualquier caso, una vez que tu bebé logra desplazarse por sí solo, ya está en condiciones, bajo supervisión,  de comenzar a explorar con el Triángulo Pikler. Por lo general, esto sucede a partir de los 9-12 meses meses de edad. Aunque todavía no sepa caminar por si solo, notarás cómo empieza a trepar por las barras .

A medida que el niño siga creciendo, y en caso cuentes con espacio suficiente, puedes aumentar la complejidad del juego añadiendo elementos adicionales. Incluso, puedes formar un circuito utilizando otras piezas del Método Pikler.

La mayoría de Triángulos Pikler están diseñados para niños hasta los 5 o 6 años, pues llegados a esa edad ya habrán descubierto todas las posibilidades de juego con esta pieza y están preparados para interactuar con artefactos un poco más complejos.

¿El Triángulo Pikler es seguro para los niños?

Por lo general, los Triángulos Pikler están fabricados con peldaños de madera que los niños pueden escalar. Algunos padres han expresado su temor de que sus hijos pudieran lastimarse, pero lo cierto es que es una estructura bastante segura, ya que muchos modelos permiten ajustar la altura.

A pesar de esta característica, los especialistas en pedagogía recomiendan no modificar la estructura. La razón es muy sencilla, y es que, si el bebé no se siente preparado para subir, simplemente no lo hará. En cambio, puede pasar por debajo, apoyarse para ponerse de pie o aprender nuevos movimientos.

Uno de los principales objetivos del Triángulo Pikler es permitir que los bebés desarrollen sus habilidades siguiendo su propio ritmo, mientras los padres cumplen un rol de observación y acompañamiento, interviniendo únicamente cuando sea necesario.

¿Cuales son los beneficios de utilizar el Triángulo Pikler para tu bebé?

Una de las grandes ventajas de utilizar el Triángulo Pikler en la crianza de tus hijos es la posibilidad de romper el esquema de educación tradicional, que en muchas ocasiones limita el desarrollo físico y cognitivo del bebé.

Probablemente te hayas topado con padres que llevan de paseo a sus hijos pequeños y los ayudan a subirse a un columpio o a una plataforma alta, ya que ellos todavía no pueden hacerlo por su cuenta. Pese a sus buenas intenciones, están congelando la capacidad del niño de descubrir sus propios límites, y eso es precisamente lo que el Triángulo Pikler ayuda a evitar.

Conoce a continuación otros beneficios de utilizar el Triángulo Pikler en tu hogar:

  • Ayuda al desarrollo del motor grueso, es decir, la habilidad temprana del bebé para mover sus músculos de forma armoniosa, mantener el equilibrio, gatear, pararse, caminar, etc.
  • Fortalece las extremidades.
  • El niño toma conciencia del espacio y los elementos que lo rodean.
  • La posibilidad de escalar progresivamente es ideal para mejorar su capacidad de coordinación.
  • Desarrolla virtudes como la superación al plantearse diferentes retos durante el juego.
  • Estimula su creatividad e imaginación.

¿Qué es el Cubo Pikler?

Más que un juguete, podríamos describir al Cubo Pikler como un mini-parque para niños gracias a la variedad de posibilidades que ofrece. Su diseño es geométrico pero sus seis lados pueden tener diferentes configuraciones: abiertos, cerrados, en forma circular, con barras horizontales, con varios agujeros, entre otras.

El Cubo Pikler es la herramienta ideal para que los bebés y niños disfruten de juegos abiertos y exploren su entorno con total autonomía, sin necesidad de que los padres intervengan directamente. Los más pequeños pueden pasar a través del cubo gateando o apoyarse en las barras para ponerse de pie, mientras los más grandes aprenderán a subir y bajar progresivamente.

Por lo general, los Cubos Pikler están fabricados en madera con diferentes acabados. Las medidas son variadas, pero en promedio no exceden de 40 o 50 cm cúbicos. Su peso es de 5 kilos o menos, pero pueden soportar más de 60 kilos en la mayoría de los casos. Por esa razón, pueden jugar sin problema hasta dos niños pequeños con un mismo cubo. En el siguiente vídeo se muestra la multitud de posibilidades de aprendizaje con el modelo de Cubo Pikler de la marca Minipiu, especializada en el diseño de muebles para niños desarrollados para favorecer el movimiento, la resolución de problemas y el compromiso con el mundo.

Mejores Modelos de Cubo Pikler

Muchas marcas de mobiliario infantil reconocidas ponen a la venta su propia versión del Cubo Pikler. Al momento de comprar el tuyo, elige un modelo que permita la mayor variedad de configuraciones posible, cuidando de que esté elaborado con material ecológico, resistente y de calidad, con acabados que no resulten dañinos para la salud tu bebé.

¿Dónde puedo comprar un Cubo Pikler de calidad?. Encontrarás Cubos Pikler en muchas tiendas físicas, pero sus precios suelen ser un poco elevados y el traslado puede ser complicado. Una opción práctica es realizar tu compra en línea, ya que puedes navegar entre varias marcas y elegir la opción con la mejor relación calidad-precio.

A continuación presentamos los mejores modelos de Cubo Pikler:

Cubo Pikler MINIPIU

El fabricante de mobiliario infantil MINIPIU ha diseñado un cubo que cumple a la perfección la propuesta educativa de Emmi Pikler, basada en la autonomía del niño y la confianza en sus capacidades. Está elaborado con madera natural de pino y su tamaño es de 40 cm cúbicos, ideal para bebés y niños pequeños.

El Cubo Pikler MINIPIU cuenta con dos lados con aberturas circulares amplias para que el bebé pase a través de ellas. Otros dos lados incluyen barras delgadas que se adaptan a las manos del pequeño, para que pueda trepar o apoyarse si desea ponerse de pie. La parte superior es cerrada y la inferior abierta, para más posibilidades de juego. Su precio es de 115 EUR.

Cubo Pikler ESKORÇA

Eskorça es una tienda catalana especialista en el diseño y elaboración de juguetes artesanales. Uno de sus productos más destacados es el Cubo Pikler, hecho con madera de aveto tricapa de 19 mm, que le da suficiente resistencia para combinarlo con otras piezas como rampas y túneles, a fin de que el bebé disfrute de una experiencia de aprendizaje más completa.

El Cubo Pikler de Eskorça es recomendado para aquellos niños que han empezado a gatear, con la supervisión de sus padres. Posee dos aberturas circulares y dos lados con barrotes de pino de 30 mm. La medida del cubo es de 40 cm cúbicos y resiste hasta 50 kg de peso. Encuéntralo desde 95 EUR.

Cubo Pikler TUQUINOS

Entre las propuestas de más económicas del mercado, se encuentra la de Tuquinos, fabricante y distribuidor asturiano de juguetes basados en la pedagogía Pikler, Montessori y Waldorf. Su Cubo Pikler es de diseño simple y de doble entrada, fácilmente apilable con otros cubos e ideal para combinar con otros elementos de aprendizaje.

El Cubo Pikler de Tuquino está elaborado a mano con madera de alta calidad. Posee medidas de 42 m cúbicos y es recomendado para niños desde los 12 meses en adelante. Destaca por sus aberturas circulares, que favorecen la confianza y autocontrol en los movimientos del pequeño. Su precio es de 89 EUR.

Cubo Pikler BRAIN ARTS

Si lo que buscas es un pack de aprendizaje completo, BrainArts ofrece un conjunto de cuatro Cubos Pikler, cada uno con un diseño distinto. En ellos se combinan aberturas, circunferencias, cerraduras y barrotes que puedes convertir en todo un laberinto, que le permitirá a tu bebé desarrollar su imaginación y psicomotricidad.

Uno de sus puntos a favor es que cumple con la Certificación EN71, un estándar que regula la calidad de juguetes en la UE. Al ser cuatro piezas, la inversión será un poco mayor. Cada una de ellas mide 50 cm cúbicos y resiste 100 kg de peso, por lo que se pueden apilar sin problemas. Está disponible por 440 EUR.

Cubo Pikler BRAIN ARTS

Si lo que buscas es un pack de aprendizaje completo, BrainArts ofrece un conjunto de cuatro Cubos Pikler, cada uno con un diseño distinto. En ellos se combinan aberturas, circunferencias, cerraduras y barrotes que puedes convertir en todo un laberinto, que le permitirá a tu bebé desarrollar su imaginación y psicomotricidad.

Uno de sus puntos a favor es que cumple con la Certificación EN71, un estándar que regula la calidad de juguetes en la UE. Al ser cuatro piezas, la inversión será un poco mayor. Cada una de ellas mide 50 cm cúbicos y resiste 100 kg de peso, por lo que se pueden apilar sin problemas. Está disponible por 440 EUR.

¿A qué edad empezar a jugar con el Cubo Pikler?

Una vez que tu bebé logra sentarse por sí solo, ya está en condiciones de comenzar a explorar con el Cubo Pikler. Por lo general, esto sucede a partir de los 6 meses de edad. Aunque todavía no sepa caminar, notarás cómo empieza a trepar por las barras horizontales, atravesar el agujero circular o esconder cosas en su interior.

A medida que el niño siga creciendo, y en caso cuentes con espacio suficiente, puedes aumentar la complejidad del juego añadiendo cubos adicionales. Incluso, puedes formar un circuito utilizando otras piezas del Método Pikler como el clásico triángulo, la torre de aprendizaje, el balancín o la tabla curva.

La mayoría de Cubos Pikler están diseñados para niños hasta los 5 o 6 años, pues llegados a esa edad ya habrán descubierto todas las posibilidades de juego con esta pieza y están preparados para interactuar con artefactos un poco más complejos.

Beneficios de utilizar el Cubo Pikler para tu bebé

Conoce un poco más a detalle todas las ventajas de utilizar el Cubo Pikler en casa, tanto para tu pequeño como para ti:

  • Permite que tu bebé comience a controlar sus propios movimientos y desarrollar poco a poco su equilibrio.
  • Contribuye al desarrollo del motor grueso, que se manifiesta al momento de sentarse, gatear, caminar, trepar y saltar.
  • Las barras horizontales estimulan la habilidad para trepar y contribuyen al desarrollo muscular de brazos y piernas.
  • Es un elemento que tu pequeño podrá utilizar durante varios años.
  • No se limita a un solo tipo de juego, ya que las posibilidades son incontables, más aún si combinas el Cubo Pikler con otras piezas.
  • Cuando tu bebé no está jugando, puedes utilizar el Cubo Pikler como una caja de almacenamiento o una mesa para colocar cualquier objeto.

Recomendaciones para utilizar el Cubo Pikler

Si deseas que tu bebé disfrute jugando y aprendiendo con el Cubo Pikler por horas y sin poner en riesgo su integridad, aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  • Evita colocar el Cubo Pikler sobre el piso frío o en una base de concreto. Los pisos de madera suelen tener una temperatura adecuada. Puedes probar también con una alfombra desmontable o permanente.
  • Aleja cualquier objeto que pueda interferir o poner en riesgo la seguridad del niño. Ubica el Cubo Pikler en una zona despejada.
  • Puedes utilizar el Cubo Pikler en interiores o al aire libre, pero recuerda almacenarlo en un lugar libre de humedad para que el material no se desgaste.
  • Confía en tu bebé y verás cómo logra desarrollar nuevos movimientos de forma progresiva. Acude en su ayuda solo cuando en verdad sea necesario.
  • Recuerda que tu rol como observador es de gran importancia. No pierdas de vista a tu bebé mientras explora con su Cubo Pikler.
  • Elige un Cubo Pikler fabricado con materiales que no resulten tóxicos para tu bebé.

¿Quién es Emmi Pikler?, desarrolladora de la teoría del movimiento libre.

Nacida en Viena apenas comenzado el siglo XX, Emmi Pikler era hija de una maestra de jardín de infancia austríaca y un artesano húngaro. Siendo una niña, se trasladó a Budapest, pero regresó a Viena para estudiar pediatría, probablemente inspirada en su madre. Así fue como se especializó en cirugía infantil.

Emmi Pikler, fundadora del Método Pikler

Al inicio de su vida profesional, Emmi observó que los niños pertenecientes a los barrios de clase trabajadora tenían menos accidentes que los niños de mejor condición económica. No parecía lógico, considerando que estos últimos reciben más atención y cuidados. Por ello, se convenció de que los niños que tienen menos restricciones aprenden a ser más cuidadosos, a diferencia de los sobreprotegidos.

A partir del año 1930, Pikler comenzó a aplicar su teoría del movimiento libre para favorecer el desarrollo de los niños. En un comienzo, este enfoque estuvo orientado a sus propios hijos, pero luego lo expandió en la guardería para niños huérfanos Loczy, que tuvo a su cargo al término de la Segunda Guerra Mundial.

La guardería Loczy, en Budapest, fue la base de la revolución educativa de Emmi Pikler, quien aplicó más a fondo su teoría del libre movimiento y añadió la teoría del apego de John Bowlby, con la que logró crear un vínculo especial entre niño-adulto. Para entonces, ya estaba graduada como pediatra, había ofrecido conferencias y escrito libros para padres acerca del cuidado y crianza de bebés.

Así fue como nació el Método Pikler, un modelo pedagógico en el que la actividad autónoma del bebé es la propuesta principal, pero que se sostiene por un vínculo afectivo y de seguridad con sus padres o cuidadores, quienes respetan al máximo el ritmo de aprendizaje de sus hijos.

Emmi falleció en 1984 y dejó el orfanato Loczy (renombrado como Instituto Pikler) a cargo de sus descendientes. Su método ha sido estudiado y difundido en muchas partes del mundo, ganando una gran popularidad en Estados Unidos y otros países de Europa, la cual se mantiene hasta el día de hoy.

¿En qué consiste el Método Pikler?

Los sistemas de educación alternativa vienen ganando cada vez más terreno en hogares y jardines de infancia, gracias a la efectividad que tienen en el desarrollo de los bebés desde sus primeros meses. Entre las fórmulas más reconocidas, destacan aquellas que apuestan por teorías como la autonomía y la libertad de movimiento, como el Método Pikler o el Método Montessori que utilizan herramientas tales como el Triángulo Pikler.

Los métodos de educación alternativos se rigen por una serie de principios como la autonomía del bebé, su seguridad emocional y el juego libre. Este último aspecto requiere de algunos elementos que ayudarán a los pequeños a estimular su coordinación y desarrollo sensorial, y uno de los más importantes es el Triángulo Pikler.

Todo método se rige por una serie de principios, y el de Pikler no es la excepción. Su modelo de enseñanza incluye planteamientos que rompen el modelo tradicional y nos invitan a reflexionar sobre cuál es el camino a seguir para que los niños desarrollen todo su potencial.

Autonomía del bebé

“Intentar enseñar a un niño algo que puede aprender por sí mismo es inútil y hasta perjudicial” decía Pikler para defender el aspecto más conocido de su método, el movimiento libre. Esta corriente pedagógica señala que los bebés pueden lograr un gran desarrollo psicomotriz sin la intervención directa de sus padres o cuidadores.

El Método Pikler concibe al bebé como un individuo activo, competente y con iniciativa propia. Para ello, el adulto deberá colocarlo en posición boca arriba y dejar que sea él mismo quien logre darse vuelta, alcanzar objetos, gatear, sentarse y levantarse de forma progresiva, con la ayuda de algunos elementos especiales que veremos más adelante.El rol del adulto en este proceso será de observación y acompañamiento, prestando su ayuda al bebé solo cuando sea estrictamente necesario, a fin de que este pueda buscar sus propias alternativas.

Seguridad emocional

Brindar autonomía al bebé no significa que los padres tengan que cumplir una función secundaria. Por el contrario, el Método Pikler propone la existencia de una relación afectiva sólida, donde entra a tallar la teoría del apego. Esta relación debe estar basada en el respeto y será muy importante para que el pequeño desarrolle una seguridad emocional muy sólida.

Seguir y observar los movimientos del bebé sin imponerles actividades ajenas a su voluntad también es una forma de cuidarlos. Incluso cuando se encuentra en la cuna, es necesario procurar que siga en contacto con su entorno, ya que así se relacionará mejor con el mundo exterior.

El juego libre como base del desarrollo

“No es necesario entretener al bebé. Él puede jugar durante horas, días y meses con los objetos que consiga”, es otra de las frases de Emmi Pikler en torno a su método. Y tiene mucho sentido, ya que la posibilidad de jugar libremente hace que los niños conozcan mejor su entorno y aprendan a resolver problemas por sí mismos.

Salud física

Según el Método Pikler, El buen estado físico del bebé es consecuencia de la correcta aplicación de los principios anteriores, sumados a un entorno adecuado y una buena alimentación. Su seguridad también es importante, por ello, los espacios deben estar adecuados según la actividad que se va a realizar.

Marcas de Triángulo Pikler

Triángulo Pikler


LUDIMAT

Triángulo Pikler


RINAGYM

Triángulo Pikler


MAMOI

Triángulo Pikler


TUQUINOS

Triángulo Pikler


HOME FOR DREAMS

Triángulo Pikler


ETTE TETE

Descubre las mejores rutas de senderismo con niños en Babytrekking

Comparte Babytrekking !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta